Canal Innova

Canal Innova

Últimas entradas

Canal Innova

La Formación de los empleados debe ser un pilar fundamental para las empresas. Facilitar a los empleados seguir avanzando para promocionar el talento interior supone tener valorado a tu equipo de trabajo y conseguir un rendimiento mejor por parte de ellos.

Apuesta por la promoción interna

Desde el punto de vista de las empresas, valorar a los empleados es fundamental para colaborar con la armonía en el ambiente de trabajo y obtener mejores resultados. En este sentido, proporcionarles información a tus empleados es hacerles ver que los valoras y que los quieres dentro de tu empresa, siempre y cuando reciban una formación adaptada a sus aptitudes.

Acertar con el tipo de formación que necesitan tus empleados es una tarea que requiere tiempo y esfuerzo por parte de los empresarios. Existen varios pasos que nos ayudarán a dar de lleno.

Investiga y analiza

¿Qué crees que deberían mejorar tus empleados? Estudia el nivel de trabajo que tienen. Destaca sus fortalezas y obtén conclusiones de los puntos en los que presentan más carencias. Atiende a la forma de comunicarse entre ellos, la atención al cliente, el uso de determinados programas o su forma de trabajar en equipo. Estos aspectos pueden darte muchas pistas para organizar cursos formativos que potencien las cualidades donde presentan más debilidades.
Hazlo mediante la observación. Analiza la conducta que tienen tus empleados en su trabajo y compáralo con las expectativas iniciales ¿en qué se parecen a lo que realmente buscabas?

Por tanto, el primer paso es describir el puesto a ocupar. Hazlo a la perfección, tanto a nivel formativo y profesional, como a nivel de carisma y actitudes.
Ahora, acércate a las personas que ocupan esos puestos y hazles preguntas. Cada puesto tiene unas responsabilidades y necesitas saber cómo están gestionándolas cada miembro de tu equipo. A través de un diálogo y transmitiendo confianza, ellos mismos te harán saber sus carencias y preocupaciones. Seguramente tengas a más de un empleado preocupado porque le falta nivel para conseguir realizar nuevas tareas y seguir ascendiendo ¡Apuesta por ellos!

Si lo prefieres, puedes realizar cuestionarios o encuestas dedicadas a la situación individual en la empresa. Organiza las preguntas de tal forma que sus respuestas estén orientadas a conseguir la información que necesitas para detectar si ellos mismos sienten la necesidad de seguir ampliando sus conocimientos.

Otra de las técnicas que puedes utilizar para comprobar las necesidades es crear crisis internas y conflictos en las que tu equipo de trabajo se vea en la obligación de poner toda la carne en el asado r para resolverla. Ahí verás sus capacidades de organización, de creación de estrategias y también, el nivel de compromiso con su lugar de trabajo.

Fortalezas Vs Debilidades

Es el momento de interpretar. Recoge toda la información obtenida y dibuja un esquema en el que pongas los aspectos en los que más destacan tus empleados y aquellos en los que andan un poco flojos. Divídelos por responsabilidades del propio puesto de trabajo, actitudes frente al resto de compañeros, motivación personal e implicación en la empresa.

Estos datos te van a dar mucha información sobre lo que están sintiendo durante sus horas de trabajo y lo que supone para ellos pertenecer a tu empresa. Es momento de descubrir si tu gestión con los empleados es óptima o en cambio también tú necesitas dar un giro.

Anótalo todo y busca las materias con las que podrán mejorar los aspectos en los que presentan más carencias.

Prioridades

Haz una lista de los departamentos que te interesa potenciar. Está claro que es imposible formar a todos a la vez. Tendrás que definir unas prioridades y poco a poco completar la formación de tu plantilla.

Manos a la obra

Ya sabes qué necesitan tus empleados. Ahora es momento de pensar qué formato es el más adecuado para su formación. El debate reside en ofrecer formación presencial o teleformación, es decir, optar por eLearning.

En función de tu presupuesto estará la decisión. Quizá contratar un curso presencial sea más costoso para la empresa debido a que tengas que reservar local, contratar a un tutor especializado etc.

En cuanto a la formación online, la flexibilidad es mayor, el coste más reducido y quizá sea más interesante para que tus empleados decidan qué horas van a invertir en su formación.

No olvides que predicar con el ejemplo es muy interesante. Comprométete también tú con la formación y haz ver a tus empleados que son una parte muy importante de tu equipo y que también tú remas en la misma dirección que ellos.

Adelante, es el momento de dar un paso más, de renovar conocimientos y permitir que tus empleados crezcan en su entorno de trabajo.

Etiquetas:
Escrito el 19/07/2016 - 13:57
Canal Innova

Una estrategia de formación no es más que un conjunto de acciones para conseguir un objetivo educativo. Al igual que un plan de marketing, también en la enseñanza se establecen acciones para lograr el éxito de la formación. Por tanto, los tutores deben enfocar el contenido y su forma de enseñar.

Público objetivo

Ya se sabe que cada grupo de alumnos tiene un proceso formativo diferente. Los adolescentes no se forman igual que los adultos. Por ello, es imprescindible definir a quién vamos a dirigir nuestro curso.

Por tanto, el primer paso es definir la media de edad de nuestro grupo de alumnos y a partir de ahí marcar cada acción formativa tanto a nivel de contenido como tutorial.

En el caso de los profesores, es interesante que configuren un Plan de Acción Tutorial para que no se les escape nada durante la preparación de sus cursos.

Plan de Acción Tutorial

Para poder enfocar nuestra acción formativo necesitaremos elaborar nuestro Plan de Acción Tutorial, un documento en el que establecer las líneas de actuación y se especifican todas las acciones y procesos que han de llevarse a cabo durante el desarrollo de la acción formativa.

En este han de incluirse varios aspectos que vamos a analizar uno a uno a continuación.

Estrategias de motivación

Se trata de una serie de pautas que guiarán al docente durante el desarrollo del curso o en caso de necesidad de intervención en una situación concreta.
Existen diferentes tipos según lo que busquen conseguir. Vamos a verlas una a una

  • Motivación por consecuencias: consiste en recordar al alumnado lo que ocurrirá con el desarrollo de la acción formativa, o qué pasará si no tiene éxito. Ha de hacerse con entusiasmo y positivismo.
  • Motivación por acercamiento a la realidad: consiste en recordar al alumnado las razones por las que quiso realizar el curso, los motivos que despertaron su interés por el mismo. Es decir, insistir en que es el camino hacia la consecución del objetivo del alumno.
  • Motivación por instrucción: consiste en dar unas pautas claras al alumnado sobre lo que debe hacer, una secuencia de acciones y tareas a realizar que al ir dando paso, se avanza hasta el final.
  • Motivación a corto y largo plazo: se trata en establecer objetivos y metas a corto y largo plazo de modo que el alumno oriente sus acciones para conseguir objetivos. Es recomendable que el alumno participe en este proceso estableciendo sus prioridades y objetivos, tomando decisiones de forma conjunta y sintiéndose responsables de su decisión y de los resultados.
  • Motivación por diversión y entretenimiento: consiste en proponer actividades que resulten amenas y divertidas, que sean didácticas y que sean más un entretenimiento que una obligación. En el caso de la formación eLearning, ya hablamos sobre las actividades colaborativas.
  • Motivación pro plazos: aunque una de las características de un curso eLearning es la flexibilidad temporal, también es importante marcar plazos de entrega o finalización de actividades.
    En caso de que la persona no logre organizar y gestionar bien su tiempo, la existencia de fechas límite le obligará a realizar las tareas aunque sea en el último momento. Es importante para desarrollar la responsabilidad.
  • Motivación por reforzamiento: es importante demostrar el interés por el progreso del alumnado, reconociendo y reforzando sus avances, logros y esfuerzos, centrándose siempre en sus fortalezas.
  • Motivación grupal: el fomento de la participación y colaboración, haciendo que se establezca un debate interesante y activo, hará que el alumnado se sienta motivado e influenciado por el resto de compañeros/as para ser parte de ese equipo, incrementando su interés por la acción formativa.

    Para llevar a cabo estas técnicas existen diferentes herramientas: email, chat, videoconferencias, foros o redes sociales. Simplemente consiste en elaborar los mensajes apropiados para mantener la motivación en el alumno y hacerlos llegar mediante las diferentes acciones que tenemos.

Acciones de seguimiento

En el plan de Acción Tutorial quedarán reflejadas las acciones de seguimiento del alumnado que debe llevar a cabo el personal docente, con el objetivo de que estos finalicen el curso sin ningún incidente, aplicando estrategias de prevención del abandono en caso necesario.

Para ello, se llevarán a cabo las siguientes acciones.

  • Seguimiento de acceso: hay que asegurarse de que todas las personas inscritas han accedido al curso durante los primeros días. En caso contrario, estos deberán ponerse de forma personal en contacto con cada alumno para conocer los motivos y poder ayudarle.
  • Seguimiento de avance: el personal docente deberá estar pendiente del alumnado y resolver sus dudas. Hacer seguimiento de las mismas y comprobar que efectivamente ha resuelto sus dificultades.

Procedimiento de la evaluación

El proceso de evaluación ha de ser integral que evalúe no solo los resultados obtenidos por el alumno, sino todos los aspectos del proceso de enseñanza-aprendizaje, como los recursos, materiales, labor docente, organización o metodologías.

Para ello debe responder a las siguientes preguntas:

  • Qué evaluar: contenido, grado de consecución de objetivos, transferencia al puesto de trabajo, etc.
  • Para qué evaluar: objetivos, si la organización y la ejecución han sido adecuadas, etc.
  • Dónde evaluar: plataforma formativa, aula.
  • Cómo evaluar: métodos, actividades, foros.
  • Cuándo evaluar: antes, durante, después de la acción formativa.
  • Quiénes evaluarán: docentes, agentes externos, etc.
  • A quién va dirigido: alumnado, docentes, centro.

Sesiones de tutorías

El personal docente debe tener una alta disponibilidad para el alumnado, cumpliendo los plazos previstos para la resolución de dudas, corrección de actividades, pero también para establecer previamente espacios y tiempos específicos para la interacción alumno/tutor.

Así, en el Plan de Acción Tutorial deberán estar reflejados los horarios y el medio a través del que se hará la tutoría: chat, videoconferencia o teléfono.
En definitiva, antes de comenzar la formación, el tutor debe pensar en las necesidades, inquietudes y posibles dificultades que tiene el alumno y satisfacerlas mediante la creación de este Plan de Acción Tutorial.

Etiquetas:
Escrito el 13/07/2016 - 18:10
Canal Innova

Innovación y Cualificación patrocina la Jornada ‘Convocatoria oferta estatal 2016’ organizada por La Federación Empresarial de Centros de Formación de la Comunidad Valenciana FEVAP - CECAP.

Se trata de una reunión que busca desgranar la convocatoria de oferta estatal que este año cuenta con una gran dotación presupuestaria (250 millones de euros) y que plantea cambios importantes con respecto a la de años anteriores.

Así, IyC se une a este evento para participar de forma activa para profundizar en las posibilidades de esta convocatoria e informar sobre que entidades pueden solicitarla y con qué requisitos. Obligaciones, destinatarios, los tipos de cursos, la selección de alumnos, etcétera.

En definitiva, se trata de una oportunidad más para dar solidez al compromiso de IyC con la formación y promover las experiencias formativas con un servicio flexible y totalmente personalizado.

Si necesita más información sobre dónde localizarnos en estas jornadas, contacte con nosotros.

Etiquetas:
Escrito el 12/07/2016 - 18:07
Canal Innova

El número de participantes en teleformación para el empleo aumenta en 117.000, un 13.3% con respecto a 2014 y es Andalucía, la comunidad autónoma que más recurre a esta modalidad sumando al total un 17.8%. En cuanto a horas, se reduce en 8 horas y media y se sitúa en 25 años de media, según los datos arrojados por el último informe anual de Formación en las Empresas de la Fundación Estatal para Formación en el Empleo.

Por consiguiente, sube un 9% el número de empleados formados en 2015 con respecto al año anterior quedándose la cifra en 3.576.748 frente a los 3.291.803 de 2014. Aunque se trata de una tendencia en toda España, La Rioja y Extremadura son las únicas localidades en las que se observa un descenso. Un dato curioso teniendo en cuenta que el número de empresas dedicadas a la formación bonificada ha caído un 7%.

Este descenso de empresas formadoras está relacionado con la menor presencia de microempresas en la formación bonificada. El año anterior se detectan 31.711 empresas menos que en 2014. Una bajada que se hace común en todo el territorio excepto en Aragón y Baleares.

Tal y como se observa en teleformación, aunque el número de empleados formados ha crecido, el número de horas de formación impartidas se han reducido en 675.500 y la duración media de la formación por participante se acorta dos horas situándose en 22 horas.

Recordemos que todas las empresas que cotizan por sus empleados en concepto de formación profesional son beneficiarios potenciales de las bonificaciones a la formación. En 2015 el número de empresas beneficiarias potenciales del sistema asciende a 1.601.923 teniendo en cuenta todos los sectores económicos, incluido el primario cuyas empresas también cotizan por formación.

Pequeñas empresas

Un total de 84.086 empresas de 10 a 49 trabajadores se han bonificado por la formación de sus trabajadores. Sin embargo, con respecto a 2014, se pierden 1.028 pequeñas empresas en la formación bonificada.

La tasa de empresas formadoras de este segmento empresarial es del 55.6% y el 16.4% de los participantes formados pertenecen a una pequeña empresa.

La actividad formativa en este sector empresarial ha supuesto el 20.2% de las horas de formación que se han realizado en el año.

Medianas empresas

18.470 empresas de 50 a 249 trabajadores se han bonificado por la formación de sus trabajadores. Y este año, el número de empresas medianas en la formación bonificada ha aumentado un 1.4%.

Un 83.3% de las empresas de este sector, son formadores.

Por su parte, un 19.6% de los participantes formados en 2015 pertenecen a una mediana empresa.

Este sector suma un 17.5% de horas de formación realizadas en el año.

Grandes empresas

Más de 3.500 empresas cuyas plantillas tienen más de 250 trabajadores se han bonificado por la formación de sus trabajadores.

Comparando con datos de 2014, 2015 cierra el año con 62 empresas grandes más en la formación bonificada.

En este segmento, el 82.2% de las empresas son formadoras. Y el 50.7% de los participantes de la formación trabajan en una grande empresa.

En cuanto a la actividad formativa, el 33.99% de las horas de formación realizadas en el año es de este sector.

Así ha sido la formación en 2015

En total, se cuentan 79.2 millones de horas de formación en 2015. Pero, analicemos los datos en profundidad.

De cada diez horas de formación seis han sido en las aulas, algo menos de una y media ha sido de formación a distancia convencional. Una hora y media es para teleformación y otra hora se corresponde a acciones mixtas que combinan la formación presencial, a distancia y teleformación.

También el tamaño de las empresas es clave para decidirse por un tipo de impartición otro. Las grandes empresas con más de 250 trabajadores son las que más utilizan la formación presencial (68.1% de los participantes y 59.5% de las horas de formación) lo que explica que la duración media de la formación en este segmento empresarial sea más corta.

Por su parte, las microempresas son las que más utilizan la formación a distancia convencional (52% de los participantes y el 70.6% de las horas) lo que alarga la duración media de la formación anual en este estrato empresarial.

Etiquetas:
Escrito el 30/06/2016 - 18:02
Canal Innova

Formación online, con garantías, flexible y comprometida con la prevención. El formato perfecto para las empresas que ofrecen servicios de prevención de riesgos laborales a través de la formación.

Y es que las empresas están obligadas a velar por la seguridad y salud de sus trabajadores a través de la detección y control de los posibles peligros a los que estamos expuestos a diario. No solo deben hacerlo mediante los controles rutinarios, si no también educando a sus empleados. Así, la formación se convierte en la alternativa perfecta para que el equipo de trabajo esté preparados para, además de controlar su puesto de trabajo, reaccionar en situaciones de emergencia gracias a los primeros auxilios.

Por ello, en Innovación y Cualificación lanzamos la opción definitiva para las empresas que se dedican a ofrecer servicios de formación en prevención de riesgos laborales que están dispuestas a marcar la diferencia.

Se trata de una apuesta por las nuevas tecnologías que permitirán formar a través de la teleformación en TPC, TPCM, Prevención de Riesgos Laborales o en áreas transversales (medioambiente, calidad…).

Un paso firme hacia el eLearning evitando las complejas integraciones y sin que sea necesario invertir en tecnología ni en personal específico. Ofrecemos un contenido práctico, interactivo y multimedia integrado en una plataforma de teleformación modular y al precio más competitivo gracias al 15% de descuento si contratas antes del 30 de julio.

Solicita información sin compromiso

Etiquetas:
Escrito el 20/06/2016 - 17:54

Páginas