Canal Innova

Noticias

Queda trabajo por hacer: Solo el 21,2% de las empresas se acogieron en 2017 a la formación bonificada
Canal Innova
formacion-bonificada-empresas

Más trabajadores beneficiados, pero menos empresas hicieron uso de la formación bonificada. Es una de las conclusiones del Informe Anual 2017 Formación en las Empresas de Fundae. Los datos muestran que hay todavía mucho trabajo por hacer, ya que solo el 21,2% de las empresas se han acogido a acciones de formación bonificada. Eso sí, el número de participantes formados ha superado los cuatro millones con un incremento del 6,6%.

El descenso de empresas formadoras contrasta con el número de empresas potencialmente beneficiadas. En concreto, en 2017 había 1.674.941 empresas beneficiarias potenciales del sistema, según los datos de la tesorería General de la seguridad social. Respecto a 2016 el número de empresas beneficiarias potenciales se amplió en 57.064 (3,5%).

También quedó presupuesto destinado a formación sin cubrir. En total, se destinaron en 2017 para la formación programada por las empresas 632,9 millones de euros, un 60% de los fondos del sistema de formación dirigida prioritariamente a trabajadores ocupados.

En cuanto a la duración media de las acciones formativas programadas también ha descendido, una hora menos de duración que las programadas en el año anterior, situándose en 15,9 horas por participante.

El número de trabajadores beneficiarios potenciales de la formación bonificada según los datos de la EPA era en 2017 de 12,7 millones de asalariados del sector privado: 54% son hombres y 46% mujeres. Respecto a 2016 hay cerca de medio millón más de beneficiarios potenciales de la formación bonificada. De estos 12,7 millones de trabajadores, cuatro millones accedieron a la formación bonificada.

Financiación de la formación

Las empresas que han realizado formación en 2017 en el marco del sistema de bonificaciones han utilizado un crédito por valor de 517,1 millones de euros, el 65,8% del crédito máximo sobre el que podían bonificarse.

El consumo del crédito de formación se intensifica en los dos extremos de la estructura empresarial. Es decir, en microempresas de 1 a 5 trabajadores con el 81,6% del crédito consumido; y en las grandes corporaciones (desde 5.000 trabajadores) con el 72,8%.

Por sectores, las empresas del sector terciario que han realizado formación son las que tienen mayor consumo de su crédito y, entre ellas, las de hostelería que alcanzan el 70,1% de disposición. En sentido inverso, las empresas del sector industrial que han realizado formación son las que han dispuesto de menor proporción del crédito de formación que tenían asignado para el año: 62,1%.

Modalidad de formación

La formación presencial es la modalidad con mayor aportación de las empresas a la financiación del coste total de la formación: 634,7 millones de euros. La formación mixta obtiene el coste bonificado por participante más elevado: 270 € de media. La teleformación ha tenido una bonificación media de 169 € por participante y la formación presencial de 110 €

Organización de la formación

329.189 empresas han organizado la formación mediante una entidad externa o bajo un grupo de empresas. 9.772 empresas han optado por organizar la formación por sí mismas y 16.546 han utilizado ambas opciones.

Acceder al informe completo: https://www.fundae.es/Recursos%20digitales/Publicaciones/Documentos%20e%...

Escrito el 26/07/2018 - 13:54

Entrada de blog historial

Obligaciones básicas para la prevención del blanqueo de capitales y financiación del terrorismo
Redacción

Prevención del blanqueo de capitales

Estamos inmersos en una etapa en la que las disposiciones legislativas y normativas en torno al sistema económico, tratan de seguir una línea de austeridad y ahorro del estado para reducir el déficit público. El pasado 22 de abril, el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad la Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo, un texto que si bien no tiene como objetivo la reducción del gasto público, sí que se integra en la estrategia económica al establecer disposiciones para evitar que el sistema financiero y otros operadores económicos puedan ser utilizados para fines delictivos. Al ser de obligado cumplimiento, es necesario que las empresas y sobre todo agentes económicos conozcan las disposiciones establecidas, ya que se establecen una serie de deberes administrativos, entre los que se encuentran identificar y conocer a los clientes habituales y esporádicos, establecer procedimientos y órganos internos de control, examinar operaciones sospechosas y su comunicación al Servicio Ejecutivo de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac), conservar los documentos durante un mínimo de diez años y formar al personal para la prevención del blanqueo de capitales.

La aprobación de esta Ley no es un paso definitivo para eliminar por completo la opacidad de los paraísos fiscales, pero sí que supone avanzar y superar otro pequeño escalón que nos permita acercarnos a las medidas marcadas por los países que forman parte del G-20.  

Escrito el 27/04/2011 - 00:00

Páginas