Canal Innova

Noticias

Nuevo etiquetado de alimentos: ¿qué ha cambiado y cómo evitar sanciones?
Canal Innova


agriculture-animal-blue-sky-533307

El Boletín Oficial del Estado se hacía eco el pasado 22 de septiembre del Real Decreto 1181/2018 que recogía las novedades sobre el etiquetado de alimentos. Cambios que se hicieron realidad con la entrada en vigor de esta norma el 22 de enero. Un nuevo escenario con un protagonista: los productos lácteos, tanto la leche como los artículos que la incluyan a ella, o a sus derivados entre sus ingredientes.
Desde el 22 de enero los agentes de la industria alimenticia están obligados a indicar el origen de los productos lácteos, tanto la zona en donde ha sido ordeñada como el país en donde se ha ejecutado la transformación de la leche. ¿Cómo debe realizarse este etiquetado? ¿Hay excepciones al respecto?
Estas son las claves que todo profesional industria láctea debe conocer para poder ajustarse a la normativa y de este modo ofrecer al cliente toda la información que demande. Una adaptación que abre nuevas vías de negocio que pueden incrementar sus ventas, según algunos especialistas del sector.

Novedades del etiquetado

Hasta la redacción de este Real Decreto 1181/2018, el etiquetado relacionado con el origen de los productos lácteos era voluntario. La única indicación de obligatoriedad era la que marcaba el artículo 26.2 del Reglamento (UE) 1169/2011, del Parlamento Europeo y del Consejo que exigía esta información cuando omisión pudiera inducir a error al consumidor sobre la procedencia del artículo.
Sin embargo, las distintas encuestas que se realizaron a los consumidores demostraron que una de sus preocupaciones a la hora de comprar leche o productos derivados de la misma, era el conocer el origen. Por ello, ante la importancia que este dato representa para el comprador, este Real Decreto decidió regular esta materia.
De acuerdo con los datos que aparecen en el Boletín Oficial del Estado, la etiqueta de los productos lácteos deberá indicar los siguientes datos:
-País de ordeño (lugar en donde la leche ha sido ordeñada).
-País de transformación (lugar en donde la leche ha sido transformada).
-En el caso de que ambas ubicaciones coincidan, ambas etiquetas se podrán sustituir por la mención “Origen de la leche).
Estas menciones se realizarán mediante la referencia a una de las siguientes zonas geográficas:
-Estado(s) miembro(s) o tercero(s) país(es); o
-“UE” o “fuera de la UE” o “UE y fuera de la UE”; o
-España, siempre que el país de ordeño y de transformación sea exclusivamente España, no pudiendo sustituirse por la expresión “UE”.
Además también se establece la posibilidad de que los agentes de esta industria incluyan información adicional que permita ubicar de forma más precisa el origen, ubicando su procedencia a nivel regional o territorial (siempre que no coincida con un nombre protegido en virtud del Reglamento (UE) 1151/2012).

¿Qué aporta el nuevo reglamento?

Tal y como expone este mismo Real Decreto, esta novedad responde a una demanda del mismo consumidor por contar con más datos sobre el producto que está comprando. Desde la Organización Interprofesional Láctea, Inlac, recuerdan que esta información constituye una exigencia de la mayoría de los compradores, por tanto, verla reflejada en los artículos que se llevan a casa representará un atributo positivo que se asocia a su calidad.
De esta forma, los profesionales del sector lácteo podrán aportar a sus productos un valor añadido que contribuya a la mejora de sus ventas y de su propia imagen de marca. ¿Habrá excepciones en el etiquetado de productos? Este Real Decreto sólo reconoce un caso en el que se podrá comercializar un producto sin ofrecer estos datos:
“Se podrán comercializar los productos fabricados antes de la entrada en vigor del Real Decreto, que cumplan con las disposiciones del momento, hasta agotar existencias”.

No cometas errores

El cambio de escenario puede confundir a los distintos agentes del sector. ¿La respuesta? Formarse para poder conocer todos los detalles de esta nueva normativa, labor para la que Innovación y Cualificación ha actualizado su manual de etiquetado de alimentos (INAD036PO) teniendo en cuenta los cambios recogidos en este Real Decreto 1181/2018.
Un material que asegura la capacitación “Para conocer e interpretar la normativa vigente sobre etiquetado alimentario, permitiendo la correcta imposición y diseño de los envases, así como asegurar la protección del consumidor y garantizar la lealtad de las transacciones comerciales aumentando la competitividad.”
En este manual, además de todo el contenido relativo a la normativa nacional y europea sobre etiquetado de alimentos, podrás encontrar casos prácticos que te ayudarán a comprender mejor la situación a la que se enfrenta la industria tras este cambio.

Escrito el 15/02/2019 - 09:58

Entrada de blog historial

Introducción al Marketing en Internet: Marketing 2.0
Redacción

 Marketing 2.0 ¿Sabías que las empresas están aumentando su cuota de mercado a través de las redes sociales? La filosofía 2.0 nos está introduciendo en un nuevo paradigma, en una nueva concepción de la realidad y en una visión de la sociedad en la que los individuos interaccionan a través de la pertenencia a las redes y comunidades online.

Los propios usuarios son conscientes de que no son los únicos que hacen uso de estas herramientas, las empresas también desarrollan sus prácticas comerciales a través de los medios 2.0, pero con la salvedad de que en la mayoría de las ocasiones, como veremos en páginas posteriores, se está llevando a cabo de una forma más integrada con el canal de comunicación y menos intrusiva en el espacio personal del usuario, si lo comparamos con el resto de soportes publicitarios.

Con este curso descubrirás como son los propios individuos interconectados, los grandes desarrolladores y motores de evolución de este tipo de comunidades en especial, pero también de Internet en general, otorgándo a este medio de ventajas con respecto al resto de medios de comunicación, que se retroalimenta gracias a la partipación social y a la inteligencia colectiva. Por lo tanto, es necesario que las organizaciones se conviertan en generadoras de conversaciones y en moderadoras de un diálogo colectivo y constructivo, creando una corriente continua de contenido alrededor de nuestro producto o servicio para activar el flujo de información.

Igualar la importancia del contenido que se genera con la importancia de un producto, nos ayudará a valorar de forma efectiva las conversaciones y realizar los controles oportunos para conseguir el máximo beneficio posible. Para ello, plantearemos a través de este curso cómo se recomienda poner en práctica una campaña de Marketing 2.0 y cómo hacer un uso responsable de las diferentes herramientas que comporta la nueva configuración evolucionada de la web.

Escrito el 30/04/2011 - 00:00
Obligaciones básicas para la prevención del blanqueo de capitales y financiación del terrorismo
Redacción

Prevención del blanqueo de capitales

Estamos inmersos en una etapa en la que las disposiciones legislativas y normativas en torno al sistema económico, tratan de seguir una línea de austeridad y ahorro del estado para reducir el déficit público. El pasado 22 de abril, el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad la Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo, un texto que si bien no tiene como objetivo la reducción del gasto público, sí que se integra en la estrategia económica al establecer disposiciones para evitar que el sistema financiero y otros operadores económicos puedan ser utilizados para fines delictivos. Al ser de obligado cumplimiento, es necesario que las empresas y sobre todo agentes económicos conozcan las disposiciones establecidas, ya que se establecen una serie de deberes administrativos, entre los que se encuentran identificar y conocer a los clientes habituales y esporádicos, establecer procedimientos y órganos internos de control, examinar operaciones sospechosas y su comunicación al Servicio Ejecutivo de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac), conservar los documentos durante un mínimo de diez años y formar al personal para la prevención del blanqueo de capitales.

La aprobación de esta Ley no es un paso definitivo para eliminar por completo la opacidad de los paraísos fiscales, pero sí que supone avanzar y superar otro pequeño escalón que nos permita acercarnos a las medidas marcadas por los países que forman parte del G-20.  

Escrito el 27/04/2011 - 00:00

Páginas