Canal Innova

Noticias

Plataformas modulares: flexibilidad en el diseño de cursos eLearning
Canal Innova

Ya hemos hablado varias veces sobre las características que debe tener una plataforma eLearning. Es necesario destacar que todas están basadas en una estructura modular, es decir, todas las plataformas de eLearning presentan unos elementos básicos y comunes. El aspecto de modular, indica el diseño reticular y flexible organizado en módulos que por lo general suelen ser comunes.

Así, las plataformas modulares están formados por un módulo gestor de datos, que permitirá organizar la información con la que trabaja el campus virtual. Por lo general, tratará dos tipos de informaciones:

  • Materiales educativos/formativos: aquellos que pertenecen a las distintas unidades curriculares: hiperdocumentos, imágenes, audios, vídeos.
  • Seguimiento del alumno: acceso a cursos, las bajas, el control de actividades durante la realización del curso, gestión de las calificaciones y en definitiva, toda la información relativa al estudiante y a sus movimientos.

En otro sentido, contará con un módulo de autor que permite al profesorado crear las unidades curriculares de forma sencilla. Este módulo permitirá editar documentos html, crear documentos audiovisuales, formas de evaluar a los alumnos y foros (en general, sistemas de comunicación).

En cuanto a la plataforma en sí, suelen tener módulos de comunicación audiovisual, módulo de trabajo cooperativo, módulo de evaluación y un módulo para recursos extra (buscadores, biblioteca virtual) .
En definitiva, las plataformas modulares permiten una completa personalización de la enseñanza, adaptando la tutorización, la experiencia y la calidad del aprendizaje. Se trata de una gran ventaja para el diseño de cursos para e-Learning ya que permiten adaptar la estructura de la plataforma al tipo de enseñanza o a las necesidades del tutor.

Etiquetas:
Escrito el 25/07/2018 - 10:02

Entrada de blog historial

Obligaciones básicas para la prevención del blanqueo de capitales y financiación del terrorismo
Redacción

Prevención del blanqueo de capitales

Estamos inmersos en una etapa en la que las disposiciones legislativas y normativas en torno al sistema económico, tratan de seguir una línea de austeridad y ahorro del estado para reducir el déficit público. El pasado 22 de abril, el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad la Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo, un texto que si bien no tiene como objetivo la reducción del gasto público, sí que se integra en la estrategia económica al establecer disposiciones para evitar que el sistema financiero y otros operadores económicos puedan ser utilizados para fines delictivos. Al ser de obligado cumplimiento, es necesario que las empresas y sobre todo agentes económicos conozcan las disposiciones establecidas, ya que se establecen una serie de deberes administrativos, entre los que se encuentran identificar y conocer a los clientes habituales y esporádicos, establecer procedimientos y órganos internos de control, examinar operaciones sospechosas y su comunicación al Servicio Ejecutivo de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac), conservar los documentos durante un mínimo de diez años y formar al personal para la prevención del blanqueo de capitales.

La aprobación de esta Ley no es un paso definitivo para eliminar por completo la opacidad de los paraísos fiscales, pero sí que supone avanzar y superar otro pequeño escalón que nos permita acercarnos a las medidas marcadas por los países que forman parte del G-20.  

Escrito el 27/04/2011 - 00:00

Páginas